DANZA INDÍGENA “DULCE MADRE” DE LAS POCAS QUE SOBREVIVEN…ACUDEN A VENERAR A SAN ISIDRO LABRADOR

 
 
 

 

CAMARGO.-“Antes nos reuníamos entre 6 y 8 grupos de matachines. En la actualidad somos únicamente nosotros. La tradición está muriendo y la causa es la falta de fe”, señalaron las pioneras de la danza “DULCE MADRE” creada por Doña Meche (QEPD) hace 40 años.

Con severas dificultades para trasladar a sus integrantes de las colonias populares Abraham González y Jardines del Desierto a la parroquia de San Isidro Labrador, las descendientes de Doña Meche refieren que la clave de todo es la fe. “Las muchas danzas que existían desaparecieron y están desapareciendo porque comenzaron a cobrar. Nosotros seguimos haciendo esto por nuestra voluntad. Ayer bailamos en rancho El Tecuan y bastó que nos dieran agua de horchata y un lonche de salchicha.

“Mire como están nuestros huaraches y faldillas. Para todo se requiere dinero, pero Dios siempre nos ayuda. Por un año más, en esta ocasión solos, estamos aquí honrando a San Isidro Labrador”, señalaron las representantes de la danza “DULCE MADRE” de Camargo.

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *