DANZA INDÍGENA “DULCE MADRE” DE LAS POCAS QUE SOBREVIVEN…ACUDEN A VENERAR A SAN ISIDRO LABRADOR

 
 
 

 

CAMARGO.-“Antes nos reuníamos entre 6 y 8 grupos de matachines. En la actualidad somos únicamente nosotros. La tradición está muriendo y la causa es la falta de fe”, señalaron las pioneras de la danza “DULCE MADRE” creada por Doña Meche (QEPD) hace 40 años.

Con severas dificultades para trasladar a sus integrantes de las colonias populares Abraham González y Jardines del Desierto a la parroquia de San Isidro Labrador, las descendientes de Doña Meche refieren que la clave de todo es la fe. “Las muchas danzas que existían desaparecieron y están desapareciendo porque comenzaron a cobrar. Nosotros seguimos haciendo esto por nuestra voluntad. Ayer bailamos en rancho El Tecuan y bastó que nos dieran agua de horchata y un lonche de salchicha.

“Mire como están nuestros huaraches y faldillas. Para todo se requiere dinero, pero Dios siempre nos ayuda. Por un año más, en esta ocasión solos, estamos aquí honrando a San Isidro Labrador”, señalaron las representantes de la danza “DULCE MADRE” de Camargo.

También te puede gustar