EL AGRADECIMIENTO Y SU PODER, ENTERPRISE (RAÚL GUTIÉRREZ)

EL AGRADECIMIENTO Y SU PODER.

El agradecimiento se define como un sentimiento de gratitud que se experimenta normalmente cuando hemos recibido un favor o una ayuda. De esta misma palabra podemos encontrar otras palabras que se unen o salen de su raíz como: Gracias, Agradable, Agraciado.

Una de nuestras fuentes de total insatisfacción de amargura y de desencanto por la vida, es que vivimos sin dar gracias, sin estar agradecidos, creemos en nuestro arraigado ego que todo lo merecemos y fijamos siempre nuestra vista en lo que nos falta, y muy pocas veces en lo que tenemos.

Recuerdo una reflexión que escuché hace algún tiempo que decía así:

Un alma buena llegó al cielo y un ángel se encargó de mostrarle algunos de los departamentos de trabajo con los que contaba el cielo, al pasar por uno de los departamentos el alma vio como había una gran movimiento, cartas y cartas llegaban por montones y un ejército de ángeles se encargaba de rápidamente abrirlas y apuntar todo lo que venía en su interior, el alma preguntó:

_¿Qué es este departamento?, este departamento- le contestó el ángel_ es el departamento de peticiones aquí nos encargamos de registrarlas todas las que nos mandan pedir cada persona en sus oraciones, y como ves tenemos u gran trabajo.

Luego pasaron por otro departamento donde también se veía un trabajo a más no poder, ángeles y ángeles llenando paquetes con peticiones hechas por los humanos y siendo recogidas rápidamente por más ángeles quienes rápidamente las metían en cajas, sobres y embalajes de todos tamaños, aquí el ángel explicó_ es el departamento de embarque- aquí metemos todas las peticiones hechas y estas son mandadas a infinidad de personas a la tierra. ¡Caray! Exclamó asombrada el alma.

Luego pasaron por un departamento donde solo se veía un solo ángel con muy poco trabajo, y ¿aquí que hacen? preguntó el alma, a lo que el ángel respondió este es el departamento de “Agradecimientos” y como podrás ver son muy pocos los que recibimos, así que no hace falta mucho personal.

Las personas agradecidas, son agradables, son agraciadas, tienen gracia y gracias es considerada una palabra mágica, debemos dar gracias no solo al que nos hace un favor o cuando alguien hace algo por nosotros debemos vivir agradecidos, por nuestro trabajo, por nuestra salud, por lo que tenemos y por lo que no tenemos, por lo que un día fue y hoy ya no es.

El vivir agradecido nos “engrandece” y observe usted que parecido tiene “engrandecer” con “agradecer” de hacho se sabe que las personas más “agradables” es porque son “agradecidas” y esto las “engrandece”

Es vital que vivamos con sentimientos de agradecimiento ya que, si nos fijamos solo en lo que nos falta, en lo que no tengo, en lo malo que me paso, nos perderemos de la maravillosa oportunidad de ser felices.

Y ser felices, apuntaba Facundo Cabral, “no es un derecho sino una obligación ya que si no eres feliz estas amargando a todo el barrio”

“Mientras el río corra, los montes hagan sombra y en el cielo haya estrellas, debe durar la memoria del beneficio recibido en la mente del hombre agradecido”

También te puede gustar