EL EDITORIAL…”ANDRÉS MANUEL- ZUBIA FERNÁNDEZ”

DEJA VÚ EN CAMARGO.-No obstante la percepción de municipio tradicionalista y conservador, Camargo mantiene su categoría de laboratorio político. Como desde la década de los 80’s cuando se libraba una batalla como en ninguno de los más de 2 mil 400 municipios del país y se dejaba constancia en primer plano de lo que quedó en la historia como el “verano caliente”, la ciudad mantiene posición vanguardista. El pasado sábado, México vivió momento histórico con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la república. En Camargo, la escena había ocurrido dos años antes con el panista Arturo Zubia Fernández que llegaba en medio de un pleito feroz contra el priísta Jesús José Sáenz Gabaldón.

 

EL POPULISMO ENCUBIERTO.-El parecido de Arturo Zubia con AMLO es total. El tres veces alcalde, dos veces diputado local y dos veces presidente del comité municipal del PAN representa un manual de los oficios que cualquier aspirante a político debe contemplar en estos tiempos. Arturo sigue un proceso de transformación que inicia, hace un par de décadas, en la más ácida intransigencia y hasta violencia política, hasta llegar a la categoría de gurú de la conciliación y la paz. En el 2016 enfrenta y destroza a la última manifestación priísta a la que logra instalar en lo más repugnante de la corrupción del gobernador Cesar Duarte. Dos años mantuvo a raya cualquier resabio tricolor denunciando desfalcos millonarios que jamás llegaron a los tribunales y que finalmente fueron desmentidos quedando todo en una deuda importante pero manejable y ya cubierta. Su primera acción en aquel tiempo fue vender la ostentosa camioneta tipo Suburban adquirida por el ex alcalde Jesús José Sáenz Gabaldón misma que jamás tocó siquiera.  

 

NO PASA NADA…La elección de julio pasado fue un sueño hecho realidad para el edil panista. Al igual que AMLO logra casi el 67% de los votos imponiendo récord. A la fecha, manteniendo un ritmo inalcanzable para cualquier político en el escenario, Arturo Zubia sigue recorriendo todos los días Camargo lo mismo entregando un paquete de útiles escolares que renovando por completo el parque vehicular de seguridad pública. Pagando la cuota de un equipo en futbol que remodelando el estadio municipal con más de siete millones de pesos. Haciendo política a diario, pero sin descuidar la administración, la seguridad de los ciudadanos y la gestoría. Si esto habremos de ver en la nación con el presidente López Obrador, la verdad no hay que tenerle tanto miedo al populismo como muchos intentan vender.  

EL NUEVO MODELO.-El nuevo modelo de Gobierno en el país encarna lo que en Camargo ocurre. Alejamiento del lujo y los espacios VIP que pulularon en el pasado reciente. Atención personalizada y convocatoria al entendimiento. Quien se obstine en la nostalgia de los tiempos en los que ganar espacios de Gobierno significaba aprovecharse de los recursos, espacios, inmuebles, en resumen, agandallar a manos llenas, lo mejor es que piense en otra actividad. Por lo pronto, nadie con ese perfil es bienvenido al escenario del servicio público.

 

 

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *