EL EDITORIAL…LA REELECCIÓN

LA REELECCIÓN, UN MOTIVANTE POSITIVO.-A un año del atípico periodo de gobierno y a más de 100 de negarnos a un concepto de organización política, la sociedad estamos de frente al ejercicio 2018. “Sufragio efectivo, no reelección”, el eslogan maderista que en pos de un ideal democrático creó el esquema actual que llegará a su fin el año entrante. Con toda la incertidumbre que el concepto pudiera generar, lo cierto es que los gobernantes en antesala a la reelección denotan un claro y positivo agobio. La posibilidad de ampliar legalmente su permanencia al frente de la cosa pública, les provoca la natural urgencia de plantear mejores escenarios.

 

LOS INFORMES DE GOBIERNO.-Concluido el periodo de informes, el mensaje común fue la intención de atender de manera más cercana y directa las necesidades de la población. El término “CORRUPCIÓN” y el verse socialmente expuestos, logró penetrar el duro caparazón emocional de los protagonistas en el Gobierno. Por lo menos, todos saben ya que la población está más atenta que nunca para detectar, ubicar, condenar y cobrar actos ilícitos que se cometan desde el ejercicio gubernamental. En esta dinámica, la sociedad aprende también a detectar a quienes alejados de la corrupción, incurren en indolencia e incapacidad para ejercer su cargo. Salvo su mejor opinión, el concepto REELECCIÓN aparece de momento como un aliado del ciudadano y una herramienta para intentar trascender la decadencia que nos flagela. Mantener e incluso endurecer la tendencia, será responsabilidad única y exclusivamente del ciudadano frente a la multiplataforma de opinión y finalmente, frente a las urnas.

 

CAMARGO ¿UNA CIUDAD CULTURAL?.-La presentación del programa del Festival Internacional Chihuahua edición décimo tercera, abrió en Camargo la reflexión sobre el estatus que guarda la promoción cultural y el interés de la población al respecto. A cargo de una nueva dependencia en el Gobierno Municipal, la directora de Educación y Cultura Luz Imelda Iñiguez García enfrenta  evidente frustración al reconocer lo complicado que resulta pactar con la gente que se dedica a esto. Impetuosa y decidida, la maestra jubilada abrió cartel el 2016 reuniendo a los protagonistas de la cultura en la región. El objetivo, crear un consejo ciudadano que permitiera acometer paradigmas negativos como el que se replica una y otra vez: “el teatro de la ciudad de Camargo es el más grande del mundo…jamás se llena”. Un año después, la maestra pareciera bajar la guardia y resignarse a que efectivamente Camargo cuenta con el teatro más grande del planeta. El selecto “Club de la cultura” pareciera haber causado mella en la voluntad de la funcionaria. De no surgir algo extraordinario, todo indica que la ciudad que se precia de ser “CUNA DE ARTISTAS” continuará con la máscara de ser zona cultural sin realmente serlo. A la fecha son los mismos 30 o 40 “cultos” los que ocupan las localidades de todos los eventos. “Camargo, cuna de artistas”, pero de ninguna manera, ciudad cultural.

 

 BETO MORA, EL DEDO EN LA LLAGA.- Luego de que el Alcalde Arturo Zubia llamara en su informe de Gobierno a los comerciantes que no recibieron pago de adeudos al finalizar la gestión pasada que encabezó Jesús José Sáenz Gabaldón, el acto se prolongó hasta un evento, casual tal vez, pero cubierto por medios. El Alcalde inició entregando un cheque por 84 mil pesos al tiempo que reseñaba una vez más la secuencia de pago de una deuda heredada superior a los 24 millones de pesos. Cuando la foto parecía ser la cereza en el pastel, el empresario en el negocio de llantas Beto Mora puso el dedo en la llaga. “Los anteriores me compraron pero me quedaron debiendo; la actual me paga pero no me compra”. El Edil reviró diciendo que solo lo que no vende Camargo se compra fuera. El problema es que tan solo en el ramo llantero la misma presidencia municipal informa sobre dos proveedores. Una cadena de Chihuahua asentada desde hace años en la ciudad y la otra, una empresa de Delicias. Realmente el Ayuntamiento estará comprando en Camargo o como la mayoría de la población, pondera los beneficios de hacerlo y al final empuja el carrito en los pasillos de los centros comerciales de Delicias, Chihuahua o el Paso.  

También te puede gustar