INICIA MAÑANA LA SEMANA SANTA CON LA BENDICIÓN DE PALMAS

Chihuahua, Chih.- El sacerdote y vocero de la Arquidiócesis de Chihuahua, Gustavo Sánchez Prieto, pidió hacer un espacio al Evangelio, oración y participación en la celebración litúrgica durante la Semana Santa que inicia mañana y en la que se celebrará la muerte y resurrección de Cristo.

Informó que el arzobispo Constancio Miranda Weckmann presidirá el domingo a las 12 del día la ceremonia de bendición de las palmas y una procesión en el atrio de la Catedral Metropolitana, para conmemorar la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén y posteriormente oficiará la Santa Misa.

Subrayó que la sociedad necesita de Dios y estos días santos, es la oportunidad de celebrar que el Señor está entre nosotros.

Dijo que esta semana se conmemora el sacrificio de Jesús por la salvación de la humanidad, y con justa razón, a esta semana se le denomina santa.

Sánchez Prieto dijo que la invitación es precisamente celebrar este misterio, aunque indudablemente es también tiempo de vacación y convivencia de la familia, las cuales son positivas, valores que no se pueden ignorar, pero se debe subrayar que lo propio de estos días es precisamente la celebración de la muerte y resurrección de Jesús.

Agregó que es necesario hacer tiempo para el Evangelio, a la oración y celebración litúrgica, y aprovechar así este tiempo.

El cura dijo que la humanidad entera necesita de Dios, pero particularmente en estos días y tiempo que ha tocado vivir, tan convulsionado en el ámbito político, económico, social, familiares.

Recordó que el papa emérito Benedicto XVI y el mismo Francisco, la sociedad necesita de Dios “Pensar en una sociedad sin Dios, es suicida”.

Indicó que estos días es la oportunidad de celebrar que Dios está con nosotros, de reflexionar y seguir caminado.

Las celebraciones de la Semana Santa, continuaran el lunes con misas en horario acostumbrado en la catedral y los diversas parroquias.

El martes 16 de abril a las 11 de la mañana, el arzobispo presidirá la Misa Crismal, presidida por el Obispo y concelebrada con los presbíteros de la diócesis, en donde se consagra el Santo Crisma y bendice los restantes óleos (aceites) de los catecúmenos y de los enfermos.

También en este rito de esta misa, se lleva a cabo la renovación de las promesas sacerdotales.

Hacia el miércoles, 17 de abril, se lleva a cabo las celebraciones de la eucaristía en sus horarios acostumbrados en todos los templos.

El jueves 18 de abril inicia el llamado triduo pascual, en donde el arzobispo Constancio Miranda oficiará la misma de la cena del Señor y lavatorio de pies en una celebración que inicia a las cinco de la tarde en la Catedral.

Al día siguiente, el viernes santo, se lleva a cabo diversas representaciones del Viacrucis del Señor al Calvario. En la sede episcopal se llevará a cabo a las 11 de la mañana y hacia las cinco de la tarde, el arzobispo presidirá la solemne celebración de la Pasión y Muerte del Señor.

Durante la  noche, a las 20 horas, se realizará la llamada procesión del silencio y pésame a la Virgen. El sábado a partir de las ocho de la noche se celebrará la Solemne Vigilia Pascual donde los creyentes también renovarán las promesas bautismales y celebrarán la resurrección del Señor.

El domingo 21 de abril, se oficiarán misas en el horario acostumbrado en la Catedral a partir de las siete de la mañana y hasta las 12 del día, y en ésta ultima se tendrá la Solemne Eucaristía de Resurrección. Se tendrá también misas a la 1:30, 6:00, 7:00 y 8:00 de la noche.