LA CAJERA INSISTIÓ EN QUE NO LO HICIERAN, PERO CAEN EN ENGAÑO TELEFÓNICO

CAMARGO.-No obstante enfrentar la advertencia de la cajera en el sentido de que no lo hicieran porque se trataba de un fraude, una pareja procedente de San Francisco de Conchos insistió en depositar una cantidad no especificada a una cuenta de extorsionadores telefónicos que momentos antes les habían informado que tenían secuestrado a uno de sus hijos.

Haciendo caso omiso a la advertencia, la pareja ordenó que el depósito se concretara y que su hijo pudiera quedar inmediatamente libre. Prácticamente en el interior del mismo banco se dieron cuenta del engaño y fue cuando notificaron a la policía.

“Los delincuentes utilizaron el ya viejo truco de abordar a un integrante joven de la familia al que finalmente, luego de aterrorizarlo, obligan a apagar el teléfono previa obtención de datos. Seguimos cayendo en estos engaños en los que una vez concretado el depósito resulta imposible la recuperación del dinero”, señaló el jefe del ministerio público Fernando Ruvalcaba Durazo.

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *