LA PRESA LA BOQUILLA A MENOS DEL 74% DE SU CAPACIDAD…EL ABATIMIENTO ES ACELERADO CON EXTRACCIÓN DE 50 METROS CÚBICOS POR SEGUNDO

CAMARGO.-Luego de reportar la finalización de los trabajos generados por las recientes inundaciones que provocara el corto pero violento lapso de lluvias del mes pasado, el líder de los productores agrícolas de la región Alonso Portillo Serrato refiere que, en la actualidad, por el contrario, se registra un acelerado abatimiento del nivel de almacenamiento de la presa la Boquilla.

Del 96% de su capacidad al que se encontraba al primero de marzo cuando la CNA abrió las compuertas para iniciar el ciclo 2018 de irrigación en la enorme comarca agrícola de San Francisco de Conchos, Camargo y el sistema 005 con base en Delicias, la presa más grande del Estado se ubica muy cerca del 70%.

Manteniendo una extracción máxima de 50 metros cúbicos por segundo, el presidente del sistema de riego 113 “Alto del río Conchos” refiere que la explotación es exagerada y que, de fallar el ciclo de lluvias, los problemas estarán a la vuelta de la esquina. A lo anterior se suma la opinión del prestigiado agricultor local Octavio Aguilar Camargo quien afirma que el desorden, inconsciencia y nula supervisión hace prevalecer las viejas técnicas de riego por inundación en las huertas nogaleras mismas que representan más del 80% del cultivo en toda la extensa zona.

También te puede gustar

Un pensamiento sobre “LA PRESA LA BOQUILLA A MENOS DEL 74% DE SU CAPACIDAD…EL ABATIMIENTO ES ACELERADO CON EXTRACCIÓN DE 50 METROS CÚBICOS POR SEGUNDO

  1. VALORAR EL USO DEL AGUA.
    Por Cesar Piceno Sagarnaga.
    En relación a la nota aparecida en el Heraldo de Chihuahua el día 05 de Mayo de este año proporcionada por el presidente de las Asociaciones de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua, Lic. Vicente Armendáriz, me permito opinar y apoyar dicho comentario pues es necesario tomar cartas en el asunto para cuidar y contar con la suficiente agua, partiendo de una valoración de los componentes del ecosistema que nos proporciona además del vital líquido, alimentos, control de inundaciones, control de degradación de suelos, bosques, formación de suelos, beneficios no materiales, culturales, industria.
    Todos sabemos que la falta de agua constituye uno de los principales problemas de la humanidad, por lo que se requiere gestionar el recurso con esquemas de valores de existencia y legado; es decir, con valor de no uso. La eficiencia en el uso del agua es una condición necesaria pero no suficiente para la garantizar la sustentabilidad del recurso. Entonces podemos decir que si valoramos el agua para uso agrícola se fortalece un importante soporte a las decisiones sobre los retos y las preguntas asociadas a la imperiosa necesidad de garantizar el recurso para las generaciones actuales y futuras.
    La importancia del recurso hídrico, como derecho humano no significa regalarla, pero debe establecerse un nivel mínimo de provisión innegable por encima del cual los usuarios deben hacer un uso responsable y generar cultura por el pago del servicio ecosistémico y no solo de su administración. La responsabilidad social debe ser en cualquier actividad económica; a través de ella, se debe contribuir a la conservación y mantenimiento de los ecosistemas naturales que proveen los bienes y servicios ecosistémicos como el agua.
    La falta de agua constituye hoy en día uno de los principales factores para el surgimiento de conflictos, pobreza y migración en algunas regiones del mundo y en particular en nuestro Estado. Esto a su vez responde a una causa ambiental y social que muchos de nosotros, en particular nuestros gobiernos, no han considerado dentro de sus planes de crecimiento, el proteger y mantener los ecosistemas que proveen de los servicios hidrológicos,. Los ecosistemas en general, el agua dulce y sus cuencas naturales superan los límites, las fronteras políticas y administrativas. Cuando se analiza la gestión del agua y la planeación del territorio, el marco de estudio no puede ser únicamente jurídico, económico o incluso ecológico; debe ser sostenible, altamente político y estratégico, ya que las interacciones de los servicios se dan a diferentes escalas espaciales y temporales.
    Partiendo de lo anterior y estableciendo el hecho de que El Estado de Chihuahua, por su situación geográfica exporta o proporciona gran cantidad de agua a otras regiones fuera del Estado como lo son el Estado de Sonora y El Estado de Sinaloa, deben proponerse y realizarse estudios que valoren en todos los aspectos necesarios los diferentes componentes ecosistémicos. En Chihuahua la parte centro, sur y oriente y en los estados citados la parte que les corresponda.
    Con esto, no se pretende cobrar el valor del componente ,servirá para conocer y establecer la importancia que representa cada uno de los componentes generado por el ecosistema hidrológico y esto a su vez nos permitirá valorar para darnos cuenta de lo que se ha ocasionado con el uso no sustentable de los recursos como el agua, lo que a ocasionado el agotamiento y la contaminación del líquido, pues no considera el valor de largo plazo del recurso ni los valores de existencia y legado; es decir, el valor de no uso o lo que es lo mismo cuanto nos costaría el no tenerla. Tendríamos algo de suma importancia que es el conocimiento suficiente que nos permitirá determinar y establecer estrategias, regiones, montos económicos con los otros estados y organismos como la FAO para la reparación y o conservación del ecosistema para poder contar en un futuro con estos componentes vitales.
    .Ing. Cesar Piceno Sagarnaga.
    Productor Agrícola.

Los comentarios están cerrados.