Pancho Villa gana una batalla en Estados Unidos

Tucson.- Una estatua del revolucionario mexicano Pancho Villa permanecerá en el centro de Tucson pese a que una organización conservadora la quería retirar.

Fue un regalo del gobierno mexicano y una organización de prensa mexicana al estado.

La Comisión de Arte Público y Diseño de la Comunidad rechazó unánimemente la semana pasada el retiro de la estatua tal como lo pidió Judicial Watch, informó el Arizona Daily Star.

La estatua ecuestre de bronce de cuatro metros de altura de Pancho Villa está en el Parque Veinte de Agosto.

Judicial Watch sostenía que los archivos municipales indican que no hubo audiencias públicas para escuchar las quejas sobre la estatua antes de que fuera develada en 1981.

Mark Spencer, coordinador de Southwest Projects, de Judicial Watch, con sede en Phoenix, dijo que tres residentes de Tucson se quejaron con él.

Spencer dijo que la estatua “tiene que ser retirada” porque “Pancho Villa hizo bastante daño a la gente”.

Tras la reunión, Spencer dijo que consultaría con su equipo legal para ver si el panel se procedió conforme a las regulaciones municipales.

La comisión, que administra la colección de arte público de la municipalidad, dijo que el pedido no cumplió con ninguno de los 10 requisitos para retirar obras de arte de espacios públicos, como un pedido del artista o daños en las obras.

Una docena de residentes se manifestaron en favor de dejar a la estatua en su lugar durante la reunión, resaltando su valor estético y papel en la celebración local de la cultura méxico-estadunidense.

“No queremos olvidar esa historia, esa historia que está arraigada en mexicanidad”, dijo Lydia Otero, profesora de estudios méxico-estadunidenses en la Universidad de Arizona.

“Cada persona que llega hasta la estatua se tiene que hacer preguntas sobre por qué está aquí esta estatua, en el centro de la ciudad”, dijo Otero.

“Y tienen que hallar sus propias respuestas. ¿Saben por qué? Porque así as Tucson y esto es complicado”, consideró.

También te puede gustar