SI ENCIENDES UNA LUZ PARA ALGUIEN, TAMBIÉN ILUMINARÁ TU CAMINO: ENTERPRISE (RAÚL GUTIÉRREZ)

Esta frase atribuida a Buda muestra otra faceta de la iluminación: el compartir para recibir, el dar más allá de solo para mí y si es dando que se recibe, es preocupándose por el otro del modo en que nos llega la gratitud es cuidando a los demás que comprendemos y gozamos de los valores que se nos han dado por naturaleza o por fuerzas divinas.

Estar dispuestos para iluminar el camino de los demás implica validar los recursos con los que se cuenta, capitalizar las herramientas a la mano, encontrar la manera y el camino adecuado.

Implica pasar de ser una persona ordinaria a una persona extra ordinaria, que la diferencia entre una y otra no es más que el extra que le pongamos a nuestras acciones, a nuestras vidas a anuestros sentimientos.

Ni la queja, ni el resentimiento, ni las manipulaciones, ni la crítica aun cuando sean de uso común y son, a veces, las formas que se usan para tener paz. Comprender que compartir la luz de la propia vela abre al encuentro genuino, a la compasión y a al goce, será descubrir que haciendo crecer al prójimo, se construirá el propio crecimiento.

“La luciérnaga a punto de ser devorada por la víbora,pregunta ¿Por qué me comes si ni siguiera soy suficiente como bocado?…Y la víbora contestó ¡Por que brillas!”

Cuando yo me ocupo de mi propio crecimiento, cuando soy líder conmigo mismo, al retener mi lengua mordaz, cuando en lucha feroz suprimo mi actitud egoísta, cuando siento compasión por los demás, y cuando me doy cuenta que yo tampoco soy perfecto, entonces empiezo a brillar con luz propia.

¿Cuántas veces festejamos las derrotas ajenas por falta de victorias propias?

Debemos ser luz en nuestro camino, compañero y amigo, debo ser amable y gentil, el mundo está lleno de gente frustrada de gente negativa, todo les parece mal, el equipo, el trabajo, el sueldo, la vida, la familia, el país….¡mucha oscuridad!

Debemos ser luz en el camino y con todos los caminos iluminados, la oscuridad tendrá su dimensión óptima para poderla transitar.